Fundador

¿Quién está detrás de

Viva Sin Límites?

Wilson Santos es el fundador de Viva Sin Límites. Conferencista, escritor y motivador por excelencia, este profesional del sector motivacional se ha hecho un hueco en el mundo del coaching profesional, convirtiéndose en uno de los personajes más emblemáticos de su sector. Desde siempre tuvo el impulso de ayudar a otros, alimentando su sueño de ser parte de un cambio y poder contribuir al mundo. En la actualidad, él junto a su esposa llevan el proyecto “Viva Sin Límites” un programa de formación y entrenamiento personal que busca ayudar a transformar vidas en Estados Unidos y el mundo, explorando las capacidades individuales por medio de cursos, talleres y conferencias, para así mejorar la forma de relación con los otros, aumentar los niveles de confianza, desarrollar las habilidades de liderazgo y cumplir los propósitos y objetivos individuales.

Acerca de la empresa

Nuestra

historia

Viva Sin Límites” nació en el año 2014 bajo el formato de conferencias, cuando el fundador Wilson Santos se desempeñaba como pastor de “Palabras de vida” y usaba los mecanismos de transformación del coaching para la iglesia, ayudando a sanar espiritual y mentalmente a las personas que asistían al recinto.

Sin embargo, sólo se limitaba a eso: A las personas que asistían a la iglesia, y no a los demás.

 

Fue por eso que él, junto a su esposa Sandra Vásquez, y sus líderes espirituales, Ben Paz, Hugo Lugo y Edward Muñoz; decidieron empezar una serie de conferencias de un día, con los mismos procesos transformacionales y de liderazgo empleados en la iglesia, pero dirigidos a todas las personas que pudieran estar interesadas.

Posteriormente en el 2018 el modelo de conferencias se profundizó, teniendo una duración de 2 días y abarcando tres niveles de transformación; todo esto por el gran deseo de Santos y su esposa de poder colaborar con los demás, y ser parte de un cambio en la vida de las personas para que éstas desarrollaran su potencial interior y sus habilidades de liderazgo.

 

Siguió así hasta julio del 2021, cuando decidieron alinear los procesos de sus conferencias a una escuela de Liderazgo, en la cuál las personas no se limitaran solamente a descubrir su potencial y sanar sus heridas internas, sino que además se proyectarán, logrando crear un impacto positivo en el mundo y vencer los constantes desafíos en sus vidas.